Specialized Turbo Creo ¿Lo que nos hacía falta?

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

El pasado mes de julio (2019) Specialized nos sorprendía a todos con la presentación de la nueva Turbo Creo S.L., una eléctrica de carretera con motor central realizada en carbono y con una integración que hizo que tuviéramos que mirar las fotos dos o tres veces para darnos cuenta de lo que llevaba dentro.

La curiosidad era mucha, peso, potencia, autonomía, etc…

Pudimos verla en directo en el mes de septiembre en la presentación de modelos 2020 de Specialized en Madrid, tocarla, cogerla al peso, mirar de cerca todos los detalles…. Pero no pudimos probarla…

La teoría era clara, un nuevo motor SL 1.1, mas pequeño, mas ligero, con menos rozamiento, que se desacopla en marcha, con una entrega de potencia mas suave y silenciosa. Una batería integrada de 320 Wh que no se puede sacar del cuadro. La posibilidad de incorporar una batería auxiliar de 160 Wh para ampliar la autonomía (llamado range_extender). La curiosidad era mucha y las ganas de probarla mas.

En la primera semana de noviembre llegó el momento nos fuimos a Madrid al cuartel general de Specialized para la formación anual de la SBCU (Specialized Bicycle Components University) y de paso para probar las dos versiones de la turbo Creo.

La primera impresión fue muy diferente a lo que me esperaba, el empuje del motor es muy diferente a lo que estoy acostumbrado, normal, se trata de un motor que rinde unos 35 Nm de par, muy diferentes de los 80 Nm que rinde mi ebike de montaña.

La ruta que nos tenían preparada los amigos de Specialized tenía un poco de todo, subidas, llanos, y una rodada final que teníamos claro que sería por encima de 25 Km/h (límite de la asistencia eléctrica de las ebikes). La zona prometía: Guadalix, Miraflores, Soto del Real….

Como en todas las salidas de este tipo (igual que en las vuestras) al poco se forman dos grupos. En el grupo de delante empezamos a subir un puerto tendido pero continuo, vamos con asistencia eléctrica en una bici que ha pesado en el test 12,650 Kg con pedales, y vamos a unos 17-19 Km/h. En mitad de la subida el grupo se empieza a estirar, a pesar de la asistencia las fuerzas son diferentes, en cuanto llega el llamo llega la sorpresa, vamos rodando con desnivel favorable a un ritmo de 30-35 km/h (sin asistencia) y vamos con en una grupeta normal, a rueda, dándonos relevos, como un día normal.

A los pocos kilómetros ya no te acuerdas de la asistencia solo te preocupas de una cosa, de DISFRUTAR de la experiencia.

Os dejo los datos de mi Strava de ese día:

También te puede interesar

#REIGNSUPREME

La evolución es imparable… nos apetezca o no… y en las bicis es imperativa para conseguir cada vez un segundo menos, un

YETI ASR

Yeti ha vuelto al XC, y como no podía ser de otra manera lo hace por todo lo alto con la nueva